Hogar Carlos María Ulloa
Amabilidad Mística Optimismo Respeto















 

Reseña Histórica / Capilla del Hogar


Historia del Hogar Carlos María Ulloa

132 años de Servicio, Entrega y Amor

En la época de los años 1890 a 1900 se construye el Teatro Nacional, joya arquitectónica neoclásica, que se destaca a la par de otros hermosos edificios, como son el Hospital San Juan de Dios (1895) y el Hospicio de Incurables (1897).

En esa misma época vivía en San José el Presbítero Dr. Carlos María Ulloa, Doctor en Derecho Canónico de la Universidad de Santo Tomas y Bachiller en Teología, nacido el 09 de abril de 1833 del hogar formado por Don José Antonio Ulloa y Doña María Pérez. El Padre Ulloa se destaco siempre como una persona de gran sensibilidad social, brindando, con la ayuda de Monseñor Thiel, asistencia a los menesterosos que imploraban la caridad pública y a los ancianos, inválidos y enfermos crónicos que en su mayoría eran abandonados por sus familiares.

Murió el 02 de marzo de 1903 a la edad de 70 años. Fundó también la Sociedad de San Vicente de Paul, y conociendo las virtudes de la señorita María Barrantes, la invitó para que varias señoras y señoritas de la sociedad costarricense, que facilitaron una casa situada al costado norte del Sagrario de la Catedral Metropolitana y así, en 1877 inicio actividades la Institución con el nombre de Asilo de Ancianos, Mendigos e Inválidos y fue tal la importancia que adquirió en tan poco tiempo y tan grande la demanda de sus servicios por parte de los necesitados, que el 24 de diciembre de 1878 el Gobierno, siendo el Ministro de Gobernación el Doctor Castro Madriz, autorizó oficialmente su fundación, cambiándole el nombre por el Hospicio de Incurables, mediante Decreto Ejecutivo, que en su artículo primero estatuía: “Se establece en la ciudad de San José un Hospicio bajo la inspección inmediata de las señoras y señoritas, con el objetivo de proveer a la subsistencia y curación de los ancianos impedidos o enfermos de una manera crónica, pobres y verdaderamente necesitados”.

Se nombró una Junta Directiva, la cual debía encargarse de iniciar la restauración del recién creado Hospicio, y además se dictaron los status que iban a regir su funcionamiento. Por otra parte, para dotar de contenido económico a la nueva institución se creó también la Sociedad del Hospicio, de acuerdo con lo que se estipulaba en el artículo 2 de los status que a la letra indicaban: “ Para proveer de la localidad y medios, se establece una sociedad con el nombre de Sociedad del Hospicio”.

El 26 de abril de 1893, en remate público, se adquirió un terreno en el barrio de San Francisco, del Cantón de Goicochea por la suma de ¢23.200.00, que consistía en 8 manzanas y 4859 varas cuadradas, que pertenecieron a doña Isabel Farrer, haciéndose cargo el Hospicio de la deuda de la señora Farrer con la sucesión de don Guillermo Dent, para lo cual se levantó una suscripción entre las familias “pudientes” del país, nombrándose para esto una comisión formada por la señora Ada Le Campellain de Fernández, esposa de don Mauro Fernández; don Jesús Alfaro y el Lic. Andrés Venegas.

El 12 de Marzo de 1893 el socio Lic. Don Mauro Fernández, propuso a la asamblea, después de exponer la necesidad de “dar al Hospicio de Incurables” el desarrollo completo que entraña la idea fundamental que motivo a sus fundadores a establecer esta institución”, autorizar a la junta directiva para proceder al levantado de los planos para la construcción de un nuevo hospicio, que en esa época albergaba 51 personas.

El 24 de Mayo de 1896, con la presencia del Primer Magistrado de la república, de los miembros del gabinete y de una multitud de personas de todas las clases sociales, se inauguraron los tres primeros departamentos del edificio del Hospicio de Incurables.

En ese mismo año se inicio la construcción de la Capilla, por parte del Ingeniero francés Tessier, cuyos planos fueron preparador por el Arquitecto Fla Cheba, con el financiamiento obtenido en el sorteo de dos acciones del Banco de Costa Rica, donadas por el Dr. Jaime Bennett, y la ayuda económica de otro de los benefactores del Hospicio, el señor don Braulio Morales. El Doctor Bennett era un médico dentista de origen estadounidense, que se había convertido en empresario, particularmente en banquero, fundador del Banco Mercantil en 1908, accionista del Banco de Costa Rica y Presidente de la Junta Directiva del Banco Anglo Costarricense, que formo parte también como miembro de la Junta Directiva del Hospicio de Incurables.

El 21 de abril 1937 se instaló en el Hospicio de Incurables un grupo de Hermanas de la Caridad de Santa Ana y el Canónigo Rosendo Valenciano celebró un Te-Deum en la Capilla con la presencia de miembros de la Junta Directiva, invitados, empleados de la institución y representantes de los periódicos La Tribuna y la Prensa Libre.

En el año 1943 se sustituyó el nombre del Hospicio de Incurables por el de Asilo Carlos María Ulloa, en honor a su fundador Presbítero Dr. Carlos María Ulloa, mediante Decreto Ejecutivo del 20 de enero de 1944, y el 13 de noviembre de 1989 un grupo de personas con un sentimiento muy grande de amor para con los hermanos más necesitados, se reunieron, al igual que lo hicieron en el año 1877 el Padre Carlos María Ulloa y las señoras y señoritas, y constituyeron la actual Asociación Hogar Carlos María Ulloa: “ para la atención integral que cubra las necesidades de la población adulta mayor que atiende, en un ambiente familiar, de tolerancia y respeto a la individualidad de cada uno/una e incentivar el desarrollo de habilidades y destrezas que potencien su calidad de vida”.

Entre sus principales objetivos está:

“Desarrollar todo tipo de actividades que permitan al adulto mayor permanecer en la medida de sus posibilidades, en actividad física y mental, mediante el establecimiento de fisioterapia, terapia ocupacional, terapia recreativa y actividades culturales”.

“Promover ante la familia y la comunidad una actitud de reconocimiento, atención, respeto y comprensión para las personas que se encuentran dentro de la Tercera Edad”.

Inicio - Historia del Hogar - Hnas de la Caridad de Sta Ana - Acerca del Hogar - Nuestros servicios
Trabajo voluntario y Donaciones - Galería Fotográfica - Contáctenos - Mapa del Sitio

Asociación Hogar Carlos María Ulloa, Todos los derechos reservados. 2009
Contáctenos Galería Fotográfica Trabajo Voluntario y Donaciones Nuestros Servicios Acerca del Hogar Historia del Hogar Inicio Inicio